Abundancia



Joven fui y no he visto Justo desamparado ni su simiente que mendigue pan

Lucas 12:32


En este primer domingo de mayo, decretamos abundancia de bien para todos y lo hacemos en la seguridad de que es el placer del Padre regalarnos el reino.


Afirmo con mi boca y creo con mi corazón, que ninguna necesidad física tiene poder para convertirse en un reto para mi vida, porque mi atención y mi tiempo no están enfocados en ella.


Se y así lo decreto, que Dios mi fuente, no puede expresarse a través de una necesidad y que solo estar consciente de su Presencia en mi vida me permite acceder directamente a la provisión que satisface mis necesidades. Hoy me propongo, desechar cualquier pensamiento negativo que intente sumergirme en una aparente escasez..


“Hoy busco el Reino de Dios y su Justicia en la seguridad de que todo lo demás me será añadido”


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo