Mi fuente de bien



“Dios nos da todas las cosas en abundancia”

Timoteo 6:17


Frente al desempleo o cualquier situación económica, financiera que represente perdida o disminución de ingreso no me pre-ocupo, no me deprimo ni me siento triste, tampoco me quejo del mundo ni cuestiono a Dios, porque como Cristiano Practicante se que tengo la opción de elegir una actitud acorde con mi fe.


Se que si le doy a Dios el primer lugar en mi vida, todos mis asuntos van a estar bien, porque el éxito de mi misión como ser espiritual que vive una experiencia terrenal, radica en mantener mi vida centrada en Dios.


Dios es mi fuente de provision y no lo confundo con los canales a través de los cuales el bien llega a mí y ante la perdida de un canal, me preparo, confiado, para la apertura de otro que con seguridad, aparecerá en otra parte. Muchos canales, una sola fuente…mantengo mi mente centrada en esta verdad, reconociendo a Dios como mi fuente permanente.


“Gracias Dios…. porque el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi Vida”


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo